12/6/17

Me cuesta el #yotecreo

Confesión: me asusta este hashtag.  Me asusta como me asusta cualquier proposición binaria entre en sí y el no, el blanco y el negro, el todo o el nada.  Es de mentes muy abiertas entender (y especialmente en casos delicados) que es responsabilidad intelectual y humana moverse sin buscar el opuesto.  Si Carolina no está de acuerdo con este hashtag, significa que ella no te cree.  Piensen así todo lo que quieran pero pienso todo lo que quiero yo, lo cerrados y obtusos que son al hacerlo.   

Soy madre de un varón y de una niña y no quisiera ver a ninguno de los dos atrapado en el juicio de esta óptica tan inmediata.  Lo sé porque lo hago a diario.  En mi casa cuando hay un altercado entre ellos, sin mucho querer saber exactamente lo que pasó, quién comenzó, o porque sean confusos los testimonios, lo que hago es decirles "ahora por eso se van los dos para su cuarto" y se joden los dos, el ofensor y el ofendido.  La próxima vez van a tener más cuidado, resolver sus peleas y no molestarme con cuentos chinos.  Si hago esto en un caso de abuso de la vida real, queda la víctima injustamente castigada y el victimario con una sentencia muy ligera.   

Tengo muy pero muy claro con cien por ciento rigidez sin "peros" ni excusas, mi tajante conclusión de que a nadie se le toca sin su consentimiento y si esto ocurriera que le caiga toda la fuerza de la ley y el castigo sea cien veces peor que la ofensa.  Estar ebrio o inconsciente es un lugar donde el consentimiento es dudoso y quisiera criar a mi hijo de que es mejor no avanzar con quien le separe las piernas en este estado.  Macho o no, dejar eso sin conclusión es declaración de hombría y respeto pero más allá un salve de que la persona se entere, se arrepienta o se ofenda el día siguiente y le acuse de abuso (justificadamente).  

Mis emociones o un hashtag nublan una visibilidad objetiva y es muy posible que la falta de claridad haga que juzgue a la persona equivocada.  Así como hay quienes abusan físicamente a otro, hay quienes son capaces de crear una venganza emocional o extorsionar a alguien.  Quien me juró amor eterno y me dejó por otra y le regaló el anillo que yo escogí en un viaje donde me debió pedir la mano a mí, me deja muy pero muy rota -esos escombros mal manejados han llevado a vidrios de carro rotos, llantas flat, acosar, amenazar... quién quita que no lleven a levantar un falso.  *Es un ejemplo simplista pero quiero que así sea porque esto lo va a leer mi hijo de diez años y no quiero afectarle el imaginario con relatos más reales.   

En vez de "yo te creo" mi posición es "yo no te culpo" -por lo que llevas puesto, por seductora, por estar sola, por estar ebria, por los riesgos que hayas tomado, por tardar en abrirte y contarlo.  Yo misma tengo una historia para cada uno de estos momentos.  He estado vestida sexy,  he sido seductora, he estado sola, ebria, he tomado riesgos y he tardado en confesar una historia donde los detalles me avergüenzan y tengo varias en que me faltó el buen juicio.  

Siento el dolor de aquella víctima que necesita que le crean porque el solo escucharse dar el relato le revive el momento y le justifican las razones para sufrir en silencio.  Por favor no sufras en silencio.  Quiero escucharte.  Muestras tu humanidad en lo vulnerable que estás, entrégale solo a Dios el juicio de quien te maltrató y con esa valentía lograrás convertir tu dolor en la fuerza de saberte valiente y hasta de ayudar a otras víctimas.  No puedo prometerte que logres que el castigo terrenal de quien te abusó sea peor que tu dolor pero verás la fuerza que llevas dentro y te maravillarás con tu propia luz.  



  



    




No comments :

Post a Comment